martes, abril 17, 2018
Home > Sociedad > Mantitas Solidarias: en el colegio San Marino, los alumnos tejen para ayudar

Mantitas Solidarias: en el colegio San Marino, los alumnos tejen para ayudar

Karina Mantelli tomó unas clases de telar de bastidor, la técnica en la que sin aguja se va pasando un hilo de lana en un rectángulo con clavos hasta formar un cuadrado de tela, en un taller de la artesana Laura Masón. Vio la facilidad con que lo aprendió y se le ocurrió que a sus alumnos de formación ética y ciudadana del primer año del nivel secundario del colegio San Marino podrían agarrarle la mano rápidamente. Con el objetivo de fomentar en ellos valores como la solidaridad y el compañerismo, creó el proyecto de que cada alumno tuviera su telar, genere cuadrados de lana de 30 por 30 centímetros y luego combinarlas para hacer mantas para los bebés de la Maternidad “Teresita Baigorria”.

El proyecto se llama “Mantitas Solidarias” y cada nene se encarga de un cuadrado de lana. Mantelli detalló que combinarán de a cuatro pedazos para hacer los cobertores y que estiman que para julio entregarán la primera tanda de 20.

“La iniciativa está encaminado a generar lazos de solidaridad con los nenes y valores a través de compartir y hacer”, explicó. A su vez les da conceptos de los derechos del niño. “Ellos están felices porque genera autoestima, compañerismo, aprendizajes de todo tipo. Hablando con un psicólogo, me explicaba que sucede mucho más de lo que uno puede pensar. Los pasos y los procesos los hacen ordenarse”, aseguró.

La maestra les dio un tiempo para que todos los alumnos consiguieran los bastidores, rectángulos de madera con clavos en sus costados. El martes pasado se sorprendió al ver que casi todos sus estudiantes tenían uno. Y comentó que los chicos aprendieron rapidísimo. “Hay nenes que lo hacen casi naturalmente. Y los que no trataron hasta que les salió. Es todo práctica”, afirmó.

“En plástica suelen hacer manualidades de ese tipo, pero no con una idea como esta. Tienen una materia en sexto año que trata de proyectos pero los chicos son más grandes. Acá son de primer año de la secundaria, tienen entre 12 y 13 años”, apuntó la educadora, quien indicó que recibieron el apoyo total de la escuela para hacer las cobijas. “Las cosas se pueden enseñar de dos maneras, a través de los libros y a través de llevar los conocimientos a la práctica. Además son un grupo excelente”, concluyó.

Ayuda a las escuelas rurales

Cuando se trata de solidaridad y abrigo, los alumnos del San Marino no son los únicos que dan una mano. Nélida Bagnatori, una docente de La Punta, hace cuatro años organiza una campaña de mantas solidarias para chicos de escuelas rurales. En 2016 donaron 22 mantas a niños del paraje Juan W. Gez. En 2017 dieron abrigo a 10 estudiantes a una escuela albergue en el Valle de Pancanta, a 20 kilómetros de La Carolina y a 21 alumnos de la escuela “Bernardo O’Higgins”, en Suyuque Nuevo. En todos los casos también donaron ropa y calzado. Quienes estén interesados en colaborar con la colecta pueden donar ovillos de lana usada o nueva y acercarlos a Ciudad del Rosario 95, en San Luis capital o llamar al 2664 629219, para que los organizadores los pasen a buscar. Y para más información existe también la página de Facebook “Tejidos Artesanales Nelida Bagnatori”.

Sin Filtro

Comentarios